Inicio » Blog » Mesón El Tamborilero (Almonte)
cartel el tamborilero

Mesón El Tamborilero (Almonte)

Rosendo Martín, propietario y alma del Mesón El Tamborilero, se ha ganado a golpe de cazuela, un lugar en la élite gastronómica de nuestra provincia. En 1971 comenzó a repartir comida y felicidad en su local, situado cerca de la Plaza Virgen del Rocío de Almonte. Hoy, cuatro décadas más tarde, sus platos mantienen la esencia de lo tradicional, de la sabiduría culinaria popular heredada de antiguas generaciones. Una cocina que sabe a perol, a pueblo, a abuela, pero con ese toque de autor que Rosendo ha sabido transmitir a cada plato dotándolo de personalidad propia.

Y si lo extraordinario del Mesón el Tamborilero reside en sus sabores, lo peculiar, y lo que añade encanto a la experiencia de comer en este lugar, lo encontraréis en la forma en la que el comensal se enfrenta a la “terrible” decisión de elegir su comida. Nada más llegar al restaurante, Rosendo os invitará (u obligará) a pasar a su cocina, y una vez allí os recitará, al tiempo que os muestra, las elaboraciones en las que, junto a uno de sus hijos, ha estado trabajando desde las primeras horas de la mañana. Los platos cambian cada día, aquí citaremos algunos de los que tal vez podréis encontrar: choco con patatas (o papas), caballa gratinada rellena de jamón y gambas, hamburguesas caseras (cualquier parecido con McDonalds es pura coincidencia), corvina con salsa de almendras, chuletitas de cordero de marisma, etc. La elección es siempre complicada porque todo luce y se intuye delicioso. Lo bueno es que, elijáis lo que elijáis, habréis acertado, y siempre os quedará la oportunidad de volver para probar el resto. Si queréis ahorraros el trauma de la elección, tenéis la opción de poneros en manos de Rosendo. Él elegirá por vosotros y os servirá aquello que más os complazca (sus elecciones no están basadas en el azar sino en un certero estudio psicoanatómico de todo aquel que pasa por su cocina). Presume de acertar siempre, ¿aceptáis el reto?

Junto a Rosendo trabajan sus dos hijos, que sirven las mesas con oficio y eficiencia. El trato es siempre amable, y el propio Rosendo suele acercarse en algún momento a las mesas para preguntar si todo está bien y, de paso, recoger los halagos de los comensales.

Los postres no desentonan en cuanto a calidad, ofrecen una amplia variedad de tartas de elaboración propia. Decidirse por una vuelve a ser complicado, a nosotros nos encanta la de almendra.

En resumen, visiten el Mesón El Tamborilero si quieren disfrutar de una cocina auténtica, sencilla y deliciosa que se sustenta con los mejores productos de la región. Si aún no habéis entrado en la cocina de Don Rosendo, ¿a qué estáis esperando?

Mesón El Tamborilero.  Calle de Unamuno, 15. Almonte, Huelva
Teléfono para reservas: 959 40 69 55

Check Also

vitrinas la torre

Pastelería La Torre, peregrinaje a la felicidad

Sergio Ortiz, el hombre al frente de Pastelería La Torre (Lepe), se ha empeñado en ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>